Close

Hablamos con la Fundación Mozambique Sur: “La clave es proporcionar educación de calidad desde niños hasta la vida adulta”

Terminar el año significa hacer balance, poner en el tablón aquello que queremos seguir haciendo, que queremos cambiar o que queremos empezar a hacer. Por eso, ahora que llegamos al final de este 2019 hemos decidido celebrar estas fiestas haciendo una entrevista a la Fundación Mozambique Sur: la organización encargada de hacer llegar todo el dinero recaudado gracias a vuestras donaciones a través de nuestro proyecto Reto Gaiato a las familias mozambiqueñas más necesitada.

Su labor en este país del sur de África es fundamental. La fundación actúa a través de los proyectos que ejecuta su contraparte local, la ‘Fudaçao Encontro’, en las regiones africanas rurales de Boane y Namaacha, y gracias a su orfanato Casa do Gaiato, en Maputo, ayuda y ofrece educación a más de 150 niños. Con sus actuaciones han conseguido reducir la desnutrición infantil, hacer que las mujeres den un auténtico paso cualitativo en su vida y formación y conseguir el acceso a una educación de calidad en niños y adultos. ¡Conoce un poco más sobre la Fundación Mozambique Sur!

  1. ¿En qué situación se encuentran actualmente las familias del sur de Mozambique?

Este año ha sido complicado para muchas familias del sur de Mozambique a causa de la sequía. Es uno de los países más vulnerables a los desastres medioambientales y cuando, como ha sucedido este año, sufre los embates del fenómeno climatológico conocido como El Niño, el resultado es que 1,64 millones de personas están sufriendo inseguridad alimentaria en el sur del país. 

  1. ¿Cómo es un día en la vida de los huérfanos en Mozambique, los niños Gaiatos?

Los niños de Casa do Gaiato no paran en todo el día. Se levantan muy temprano, hacia las 5:30 de la mañana, algo habitual en Mozambique. Desayunan y se acicalan y a continuación acuden al colegio. Después de almorzar, tienen un tiempo de descanso, en el que la mayor parte lo  aprovechan para jugar. El fútbol es el deporte rey también en Casa do Gaiato. Y, por las tardes, hacen los deberes, participan en algún taller (carpintería, granja, mecánica…) o practican algún deporte (judo, atletismo, baloncesto, fútbol…). Por último, ya al anochecer, se reúnen todos en una asamblea diaria, donde comentan cómo ha ido el día o los problemas que hayan podido surgir en la convivencia, para luego cenar e irse finalmente a dormir.  

  1. ¿Qué es lo que más falta hace hoy en día en una región de África como el sur de Mozambique? 

Se requiere sobre todo educación, la llave que abre todas las puertas. Es preciso que niños, jóvenes e incluso adultos, cuenten con oportunidades para recibir una educación de calidad. 

  1. ¿Cómo puede aportar alguien su granito de arena desde casa a vuestra fundación?

Es muy sencillo, se puede contribuir con un donativo o haciéndose socio de la fundación, a través de este enlace: Fundación Mozambique Sur. 

  1. ¿Qué se ha podido hacer hasta ahora en el territorio gracias a las acciones de vuestra fundación y aportaciones de todos los solidarios que han puesto su granito de arena?

Son muchos los avances que se han logrado en los últimos años pero destacaría tres:

  • Se ha reducido drásticamente el número de niños afectados por desnutrición infantil. Ahora actuamos muy rápidamente cuando nuestro equipo detecta algún caso y se realiza una gran labor de prevención.
  • Las mujeres han dado un verdadero salto cualitativo. Antes había muchas niñas que no eran escolarizadas, había numerosos casos de violencia machista, las mujeres no tenían voz en las estructuras políticas de la comunidad… Y tras mucho trabajar en este ámbito, ahora cualquiera que vaya a nuestra zona de actuación se encontrará con que las mujeres tienen un protagonismo social, político, escolar, laboral, etc.,  impensable hasta hace poco.
  • Por último, hemos conseguido que cada vez haya más niños y jóvenes con acceso a una buena educación. Desde la escuela infantil hasta la formación profesional y la universidad.
  1. ¿En cuántos proyectos trabaja y tiene en marcha actualmente la Fundación Mozambique Sur? 

Trabajamos en varios proyectos: prevención y tratamiento de enfermedades infecciosas, promoción de la formación profesional, apoyo integral a niños en situación de vulnerabilidad, mejora del medio ambiente… La clave es que haya continuidad, trabajar poco a poco, como hormiguitas, al lado de la población local. 

  1. ¿Qué suponen iniciativas como ‘Reto Gaiato’ para una fundación como la vuestra?

Valoramos muchísimo este tipo de iniciativas. Por un lado, obviamente, por los recursos que se obtienen para cubrir las necesidades de los colectivos con que trabajamos en el sur de Mozambique. Y, por otro, porque nos encantan este tipo de iniciativas que aúnan deporte con solidaridad, procedentes de la sociedad civil. Es la mejor manera de tender puentes entre España y el sur de Mozambique.

  1. Queda mucho por hacer, pero ¿qué retos prioritarios quedan por cumplir en esta región de Mozambique?

Hay tres grandes retos: 

  • Proporcionar educación de calidad desde la primera infancia hasta la vida adulta. La educación es la clave de todo.  
  • Mejorar los indicadores de salud y en particular reducir la prevalencia del VIH-Sida, que en el sur de Mozambique alcanza niveles muy elevados.
  • Encontrar alternativas a una agricultura muy básica, de subsistencia, a la que se dedica la mayor parte de la población, que en los últimos años está sufriendo mucho por la falta de agua y que va a ir a peor a causa del cambio climático.